Araña roja

La araña roja es una plaga común en las palmeras

Imagen – Wikimedia/Gilles San Martin

La araña roja es una de las plagas más comunes que pueden tener nuestras palmeras, especialmente cuando se cultivan en interiores y/o en ambientes muy secos. Por ejemplo, es bastante habitual ver ejemplares de Chamaedorea elegans, una planta que se suele disfrutar mucho en el salón, con lo que parecen ser manchitas blancas en el haz de sus hojas, las cuales están causadas por un ácaro de color rojo que no siempre es fácil de ver a simple vista.

Por fortuna, se puede detectar a tiempo, y existe tratamiento. Además, hay ciertas cosas que, de hacerlas, nos ayudarán a reducir el riesgo de que este molesto enemigo vuelva a aparecer.

Características de la araña roja

La araña roja, también llamada ácaro de dos puntos, es un ácaro que pertenece a la familia Tetranychidae. Así, su nombre científico es Tetranychus urticae. Afecta a una gran variedad de especies de plantas, sean cactus, árboles, bulbosas,… y por desgracia también palmeras.

Su cuerpo, una vez adulto, mide solo 0,5 milímetros, y es de color rojo. A ojo humano, solo podemos ver puntos rojos, pero con la ayuda de una lupa doméstica sí que la distinguiremos sin problema. De hecho, bajo la lupa distinguiremos sus patas, su cabeza, y por supuesto su color.

¿Cuál es su ciclo biológico?

Los huevos de la araña roja son transparentes

Imagen – Wikimedia/Gilles San Martin // Huevos de araña roja.

La araña roja pasa por cuatro fases: larva, protoninfa, deutoninfa y adulto. La época de reproducción suele coincidir con el verano, puesto que le favorecen las temperaturas cálidas y los ambientes secos, y será durante el invierno cuando haya terminado su desarrollo.

Para protegerse, vive en colonias, las cuales pueden llegar a ser muy, muy grandes. Es más, si no se hace nada, llegan a invadir toda la planta.

¿Cuáles son los daños que produce en las palmeras?

Este es un ácaro que se alimenta del contenido de las células de la planta. Al hacerlo, deja una mancha pálida en la zona, muy pequeña. El problema es que una sola palmera puede tener cientos e incluso miles de arañas rojas, con lo cual, todas las hojas pueden tener muchísimas manchitas de color verde pálido que le darán un aspecto poco estético.

Además, otra forma de saber si están siendo afectadas por esta plaga es por la aparición de telarañas. Esta especie las produce de una hoja a otra, para poder desplazarse sin tener que correr ningún riesgo. Por este motivo, a veces se confunde con un arácnido (es decir, con una araña), pero no lo es en absoluto.

¿Cuáles son las especies de palmeras más afectadas por la araña roja?

Vista de la Chamaedorea elegans

Imagen – Wikimedia/Bachelot Pierre J-P

La respuesta corta es: todas. Pero como decíamos al principio, se ve mucho más en aquellas que se cultivan en interior, como la Chamaedorea elegans, la Dypsis lutescens y la Howea forsteriana (kentia). Esto es así porque la humedad de los hogares suele ser baja, algo que está genial para que la vivienda resista mejor el paso del tiempo y demás, pero que a este ácaro le encanta.

Por otro lado, si están siendo cultivadas en el exterior, en lugares secos, también pueden ser víctimas de esta plaga.

Tratamientos contra la araña roja

Para eliminar la araña roja existen remedios caseros y químicos, los cuales son:

Remedios caseros

Puedes probar cualquiera de estos:

  • Limpiar las hojas con un trapo remojado en agua y un poco de jabón neutro diluido.
  • Aumentar la humedad ambiental poniendo vasos u otros recipientes con agua alrededor.
  • Se puede pulverizar o rociar con agua blanda (destilada, de lluvia, sin cal o del aire acondicionado) una vez al día durante el verano, y solo si no les da el sol en ese momento.
  • Tratar con alguno de estos insecticidas ecológicos: jabón potásico (en venta ) o aceite de neem (en venta ).
  • Espolvorear las hojas con tierra de diatomeas (en venta ).
  • Combatir la araña roja con su enemigo natural: el Phytoseiulus persimilis.

Remedios químicos

Cuando la plaga está muy avanzada, lo más recomendable es tratar la palmera con acaricidas. Los más usados son aquellos que contienen Abamectina, Dicofol o Fenpiroximato.

Eso sí, has de seguir las instrucciones del envase, paso por paso. Además, es muy recomendable (incluso obligatorio) ponerse como mínimo guantes de goma (como los de cocina). También tienes que tener en cuenta que no debes aplicarlo si hace viento ni si la planta está expuesta al sol.

¿Cómo evitar que la palmera vuelva a tener araña roja?

Cuida de tu palmera para que esté sana

Aparte de lo que hemos dicho ya, es importante mantener la palmera bien cuidada. Para esto, hay que ponerla en el sitio que debe de estar y para ello lo primero que tenemos que saber es si es de sol o de sombra, así como su rusticidad. Y es que, siempre que nos sea posible, será mejor cultivarlas en el exterior. Pero si no podemos, ya sea porque no tenemos ningún espacio disponible fuera de la vivienda o porque la especie que cultivamos no resistiría las heladas, colocarle alrededor recipientes con agua, o pulverizar sus hojas diariamente en verano le ayudará a estar bien.

Por supuesto, un buen riego y abonado, cada vez que sea necesario, contribuirá a fortalecer las defensas de nuestra querida planta. Es necesario tener presente que no por echar más agua o más cantidad de abono vamos a conseguir que esté más sana, porque lo que va a suceder es que esté más débil. En caso de duda, debes de comprobar la humedad del sustrato para saber cuándo regar, y seguir siempre las indicaciones que están especificadas en los envases de los abonos.

Con todo esto, la araña roja no será un problema.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.