Brahea

La Brahea armata es una palmera con hojas azules

Imagen – Wikimedia/H. Zell

Las palmeras del género Brahea se caracterizan por tener hojas grandes en forma de abanico, y un tronco que no suele ser demasiado grueso. De hecho, son muy interesantes para todo tipo de jardines, sean grandes o pequeños.

Se conocen una docena de especies, y todas ellas tienen un valor ornamental muy, muy alto. Vamos a conocerlas mejor.

Origen y características de las Brahea

Las Brahea son palmeras originarias de México y América Central. El género, como decíamos, está compuesto por una docena de especies, las cuales viven en regiones semi-áridas, casi siempre expuestas al astro rey aunque hay algunas, como la Brahea nitida o la Brahea moorei que toleran la semisombra.

Si hablamos del tronco, este llega a medir hasta 50 centímetros de diámetro. Crece recto, y está coronado por numerosas hojas en forma de abanico de color verde, verde-azulado o verde-grisáceo dependiendo de la especie.

Producen flores de color crema o amarillento agrupadas en inflorescencias que surgen de entre las hojas, y a menudo son muy largas y, por lo tanto, llamativas. Los frutos miden alrededor de un centímetro, y contienen una semilla de un tamaño algo inferior.

Principales especies

De las aproximadamente de 12 especies que hay, las más conocidas son:

Brahea aculeata

La Brahea aculeata es una palmera con hojas en forma de abanico

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

La Brahea aculeata es una especie endémica de México. Crece hasta alcanzar una altura de 9 metros, con hojas verdes de 1,50 metros de ancho.

Brahea armata

Las Brahea armata son palmeras azuladas

La Brahea armata, conocida como palmera azul o palma gris, es una especie endémica de Baja California (México). Alcanza una altura de 15 metros, y sus hojas son azuladas, grandes de hasta 2 metros de ancho, con pecíolos largos.

Brahea decumbens

La Brahea decumbens es una palmera pequeña

Imagen – Wikimedia/Stan Shebs

La Brahea decumbens, conocida como palmera azul enana, es una especie originaria de México que crece hasta alcanzar una altura de 2 metros. Su tronco tiende a crecer inclinado, y sus hojas son de color azul verdoso.

Brahea dulcis

La Brahea dulcis es una palmera preciosa

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

La Brahea dulcis, conocida como palma dulce de México, soyale o palma soyale, es una especie originaria desde México hasta Perú. Alcanza una altura de 6 a 7 metros, y sus hojas son verdes, más claras por el envés.

Brahea edulis

La Brahea edulis es una palmera de lento crecimiento

Imagen – Wikimedia/Citron

La Brahea edulis, conocida como palma de Guadalupe, es una palmera endémica de la isla Guadalupe (México). Alcanza una altura de entre los 4,5 y los 13 metros, y sus hojas son verdes y grandes de hasta 3,5 metros de diámetro.

Brahea nitida

La Brahea nitida es una palmera

La Brahea nitida, llamada ahora Brahea calcarea, es una palmera originaria de Guatemala y México que alcanza una altura de 8 metros. Sus hojas son verdes, y miden hasta 3 metros de diámetro.

¿Cuáles son los cuidados de la Brahea?

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

Las Brahea son palmeras que han de estar en el exterior, a ser posible a pleno sol aunque hay algunas que toleran la semisombra, como la Brahea nitida.

Al ser plantas con hojas grandes, es importante que se planten a una distancia de 5 metros de muros y paredes, ya que de lo contrario el constante roce con estas estructuras las dañará.

Tierra

  • Jardín: crecen en suelos calizos, bien drenados.
  • Maceta: rellenar con una mezcla de sustrato universal con perlita a partes iguales. También servirá el mantillo con pómice al 50%. De todos modos, si te decantas por una especie de Brahea grande, debes tener en cuenta que no puede vivir siempre en un recipiente.

Riego

El riego de las Brahea debe ser de moderado a escaso. Durante el verano hay que regarlas una media de 3-4 veces por semana, pero el resto del año se regarán entre una y dos veces por semana.

En caso de duda, comprueba la humedad de la tierra o del sustrato, por ejemplo introduciendo un palo delgado de madera o utilizando un medidor de humedad digital.

Abonado

Las hojas de las Brahea son grandes

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

Durante toda la temporada de crecimiento, es decir, en primavera y verano, es muy recomendable abonarlas con abonos específicos para palmeras siguiendo las indicaciones especificadas en el envase. También es interesante alternar estos con abonos orgánicos de rápido eficacia, como el guano.

Pero eso sí, utiliza un mes uno y al mes siguiente el otro. No los mezcles, ya que si lo haces las Brahea sufrirán daños.

Poda

A finales de invierno o a mediados de otoño puedes quitarles las hojas secas.

Multiplicación

Se multiplican por semillas en primavera o verano. Para ello, se aconseja seguir este paso a paso:

  1. Primero, has de quitarles la cáscara en caso de tenerla.
  2. Después, limpia bien las semillas con agua.
  3. Luego, introdúcelas en un vaso con agua durante 24h.
  4. Al día siguiente, quédate solo con las que se hayan hundido, puesto que las otras lo más probable es que no germinen (aunque puedes sembrarlas en un semillero aparte).
  5. A continuación, rellena una bolsa de plástico con cierre hermético o zip con vermiculita previamente humedecida con agua.
  6. Por último, introduce las semillas en la bolsa y entiérralas un poco en la vermiculita.

Ahora, lo único que queda es colocar la bolsa cerca de una fuente de calor, y mantener la vermiculita húmeda pero no encharcada. Así, germinarán en unos 3 meses a una temperatura de 20-25 grados centígrados.

Rusticidad

Depende de la especie, pero en general resisten hasta los -7ºC.

Las Brahea tienen hojas verdes o azuladas

Imagen – Wikimedia/Stan Shebs

¿Qué te han parecido las Brahea?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.