Saltar al contenido

Ficha de la Chamaedorea elegans o Palmera de salón

Chamaedorea elegans en maceta
Imagen procedente de la Wikimedia/Pluume321

La Chamaedorea elegans es una bonita palmera que se ha vuelto muy popular en interiores. Se adapta tan bien a vivir en esas condiciones que no es de extrañar que, con el paso de los años, consigamos tener un ejemplar digno de admirar.

Pero, a pesar de que es una de las especies más comunes, hay algunas cosas que es importante saber para que no surjan problemas en el futuro. Cosas que podrás descubrir en su ficha. 🙂

¿Cómo es?

Taxonomía

  • Reino: Plantae
  • Subreino: Tracheobionta
  • División: Magnoliophyta
  • Clase: Liliopsida
  • Subclase: Commelinidae
  • Orden: Arecales
  • Familia: Arecaceae
  • Subfamilia: Arecoideae
  • Tribu: Chamaedoreeae
  • Género: Chamaedorea
  • Especie: Chamaedorea elegans

Chamaedorea elegans es el nombre científico de una palmera originaria de Centroamérica (México, Belice y Guatemala) que fue descrita por Carl Friedrich Philipp von Martius y publicado en Linnea en el año 1830.

Popularmente se la conoce como Chamaedorea, Camaedorea, Palmera de salón, o Palmera de interior.

Características

Se trata de una palmera unicaule, es decir que tiene un solo tronco, que alcanza una altura máxima de 3 metros. Su tronco es anillado, muy delgado -de apenas 2cm de grosor-, y está coronado por hojas pinnadas de hasta 1 metro de longitud.

Es dioica (hay pies machos y pies hembras). Las flores, que brotan en primavera, se agrupan en inflorescencias de hasta 1 metro de longitud, siendo las femeninas de un color amarillento muy bonito. El fruto tiene forma ovoidal y mide alrededor de 1 centímetro.

¿Qué cuidados especiales necesita para vivir?

Chamaedorea elegans
Imagen procedente de la Wikimedia/Bachelot Pierre J-P

La Chamaedorea elegans es una planta que puede cultivarse en el exterior protegida del sol directo o en el interior del hogar si se coloca en una habitación en la que entre mucha luz natural. Además, puede estar plantada en maceta durante toda su vida si se la va trasplantando cada dos años, aunque si el clima es cálido no tendremos ningún problema si la plantamos en nuestro jardín.

Si hablamos del riego, hay que regarla 2-3 veces por semana en verano y cada 4-5 días el resto del año. Asimismo, durante los meses cálidos será muy importante abonarla con un abono específico para palmeras siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto.

Por lo demás, hay que saber que resiste el frío y las heladas de hasta los -2ºC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.