Saltar al contenido

Ficha de la Chamaedorea metallica

Chamaedorea metallica

La Chamaedorea metallica es una de las palmeras que más se venden en los últimos tiempos. El color azul-grisáceo de sus hojas y su fácil mantenimiento la han convertido en una especie muy interesante para tener tanto en interior como en un rincón protegido del jardín.

Su elegancia es tal, que no podíamos dejar de hablar de ella aquí, en Universo Palmeras. Aquí tienes su ficha.

¿Cómo es?

Flores de la Chamaedorea metallica

Taxonomía

  • Reino: Plantae
  • Subreino: Tracheobionta
  • División: Magnoliophyta
  • Clase: Liliopsida
  • Subclase: Commelinidae
  • Orden: Arecales
  • Familia: Arecaceae
  • Subfamilia: Arecoideae
  • Tribu: Chamaedoreeae
  • Género: Chamaedorea
  • Especie: Chamaedorea metallica

Chamaedorea metallica es una palmera originaria de México, concretamente de Veracruz y Oaxaca, que fue descrita por Orator Fuller Cook y Harold Emery Moore y publicado en la revista Principes en el año 1966.

Características

Nuestra protagonista es una palmera unicaule -de un solo tronco- que alcanza los 3 metros de altura. Posee una corona compuesta por 12-18 hojas bífidas o rara vez pinnadas, con el margen entero. El tronco es anillado, muy delgado, de 1,5cm de grosor.

Las flores se agrupan en inflorescencias axilares o intrafoliares, y son femeninas o masculinas. Cada una de ellas aparece en ejemplares separados. Los frutos tienen forma redondeada, miden 1cm y son de color oliva.

¿Qué cuidados especiales necesita para vivir?

Hojas de la Chamaedorea metallica

La Chamaedorea metallica es una palmera que debe de estar protegida del sol directo. Si está en el exterior, es muy importante que no le dé en ningún momento ya que de lo contrario sus hojas se quemarían enseguida; en el caso de que esté dentro de casa, debes de ponerla en una habitación en la que entre mucha luz natural.

A pesar de que su crecimiento es lento y de que es una palmera más bien pequeña, es necesario que tenga espacio para poder desarrollarse. Por este motivo, si se va a tener en el suelo hay que procurar plantarla a una distancia mínima de 20cm de la pared o de otra planta más alta; y si está en maceta hay que trasplantarla cada dos-tres años a una que sea un poco mayor.

Si hablamos del riego hay que regarla unas 3 veces por semana en verano y cada 6-7 días el resto del año. Durante los meses cálidos hay que aprovechar para abonarla con un abono específico para palmeras -o con guano, si queremos algo que sea natural- siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.

Por lo demás, tenemos que saber que resiste el frío y las heladas de hasta los -3ºC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.