Saltar al contenido

¿Cuándo abonar palmeras?

Palmeras adultas¿Cuándo abonar palmeras? A menudo se suele pensar que no es necesario aplicarles ningún tipo de abono y que con los nutrientes que tiene el sustrato o la tierra tendrán más que suficiente para crecer en condiciones, pero ese es un error que les causa muchos problemas.

Si no se abonan, lo normal es que a medio o a largo plazo empiecen a mostrar signos de debilidad, por lo que es muy importante saber cómo mantenerlas en buen estado de salud.

¿Cuándo hay que abonarlas?

Brahea armata

Las palmeras hay que abonarlas durante toda su temporada de crecimiento, ya que es cuando más energía gastan y, por consiguiente, cuanta más cantidad de nutrientes necesitan. Dicha temporada variará mucho dependiendo de la especie, así como del clima que haya en la zona; así, mientras las de los géneros Ceroxylon y Parajubaea por ejemplo crecen en primavera y en otoño, los Cocos y Chamaerops -entre otros- pueden crecer también en verano.

Para que te hagas una idea, en líneas generales podemos afirmar que necesitan abono sobretodo en primavera y a finales de verano/otoño. De todas maneras, es recomendable (especialmente si se cultivan especies exóticas) abonarlas además en verano, ya que así se consigue que tengan más energía y salud para superar el invierno.

¿Qué nutrientes necesitan las palmeras?

Si hay que ser totalmente sinceros, todas las plantas necesitan de todos los nutrientes; lo que pasa es que no todas necesitan la misma cantidad. En el caso específico de las palmeras, y basándome en mi experiencia de varios años (desde el 2006) cultivándolas, he llegado a la conclusión de que los que más precisan son:

Macronutrientes

  • Nitrógeno (N): lo usan para poder crecer. Es usado principalmente para la producción de hojas.
  • Fósforo (P): ayuda a la formación de nuevas raíces y a la producción de flores, frutos y semillas. Además, se usa para combatir enfermedades.
  • Potasio (K): ayuda en el desarrollo de los tallos, manteniéndolos sanos y fuertes.

Nutrientes secundarios

  • Azufre (S): forma parte de las proteínas de las plantas, y de algunas hormonas.
  • Calcio (Ca): es el encargado de mantener unidas las paredes de las células de las plantas.
  • Magnesio (Mg): es esencial para que se pueda producir clorofila, el pigmento verde que le da color a las hojas (y tallos jóvenes), y que además es básico para que puedan realizar la fotosíntesis y crecer.

Micronutrientes

  • Boro (B): junto con el calcio, se usa en la síntesis de las paredes celulares, y ayuda en la polinización y desarrollo de frutos y semillas.
  • Hierro (Fe): ayuda a la producción de energía y a la formación de la clorofila.
  • Manganeso (Mn): interviene en la fotosíntesis, respiración y en la asimilación del nitrógeno.

Abono para palmeras, ¿cuál utilizar?

Compost

En el mercado encontraremos abonos líquidos, otros granulados y otros en polvo. Todos ellos se pueden clasificar como compuestos o como orgánicos.

Abonos compuestos (químicos)

Son aquellos que están formados por dos o más nutrientes principales, pudiendo contener alguno de los secundarios y/o de los micronutrientes.

En viveros y tiendas de jardinería encontramos específicos para palmeras, por lo que no será necesario complicarnos con este tema si queremos utilizar solo químicos.

  • Ventajas:
    • Son de muy rápida eficacia.
    • Las raíces lo absorben casi al instante.
    • Las palmeras suelen crecen más rápido.
  • Inconvenientes:
    • Existe un riesgo real de sobredosis. Y cuando eso pasa, es -muy- difícil recuperar la planta.
    • Debido a lo primero, es muy importante seguir al pie de la letra las indicaciones del envase.
    • El uso intensivo perjudica el medioambiente.

Abonos orgánicos

Puede ser el clásico estiércol de animal herbívoro (de vaca o de oveja por ejemplo), guano, compost, cáscaras de huevo y/o de plátano, etc. Todos ellos son materia orgánica en distintos tipos de estados de descomposición. Dependiendo de cuál sea, tendrá unos nutrientes u otros; pero todos ellos tienen pros y contras en común:

  • Ventajas:
    • No contaminan, sino que fertilizan las plantas y el terreno.
    • Las raíces van absorbiendo lo que necesitan realmente, evitando la sobredosis.
    • Las palmeras tienen un sistema inmunológico más fuerte y un crecimiento mejor.
  • Inconvenientes:
    • La eficacia suele ser lenta.
    • Dependiendo de la frescura del abono, podríamos causarles quemaduras. Es lo que ocurre con el estiércol de aves de corral: no podemos echarlo directamente a las plantas pues las raíces se quemarían. Por ello, hay que dejarlo secar al sol un mínimo de 10 días, hasta 30 días si es otoño-invierno.
    • A excepción de los líquidos, no se pueden usar en macetas pues de lo contrario el sustrato perdería capacidad de absorción de agua.

¿Cuál es el mejor abono para palmeras?

Bien aplicados, todos son buenos. Pero si tenemos en cuenta al medio ambiente, sin duda te aconsejaría mucho más utilizar los abonos orgánicos. Ahora bien, para que no echen en falta ningún nutriente lo que puedes hacer es utilizar un mes uno, y al mes siguiente otro.

Hojas de Phoenix

Si te han quedado dudas, no las dejes en el tintero. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.