Pseudococcus
Plagas

¿Qué son y cómo se combaten las cochinillas?

Pseudococcus

Las palmeras, sobretodo las jóvenes, son muy vulnerables al ataque de las cochinillas. Estos son insectos que, al multiplicarse tanto y con tanta rapidez, pueden debilitarlas mucho, tanto es así que a menos que se lo impidamos pueden acabar con nuestras plantas en cuestión de pocas semanas.

Es muy importante saber identificarlas y combatirlas, puesto que ello puede significar la diferencia entre tener palmeras vivas o muertas. Por eso en este artículo vas a descubrir qué son y cómo se combaten las cochinillas.

¿Qué son?

Las cochinillas son insectos del orden de los hemípteros que está compuesto por unas 8 mil especies, siendo la mayoría de ellas parásitos de plantas que se alimentan de la savia que chupan directamente de los vasos conductores que se encuentran en el interior del tronco, ramas y tallos tiernos.

Al haber tantas, varían mucho en apariencia. Hay algunas que miden 1-2mm que tienen un cuerpo cubierto con una sustancia cerosa, y hay otras que miden unos 5mm cubiertos con cera melosa. Las hembras adultas se fijan a las plantas y se mantienen más o menos a salvo gracias a esta cobertura que es similar a las escamas de los reptiles.

 

¿Cuáles son las que más afectan a las palmeras?

Cochinillas sin escudo

Las especies que más les afectan son:

 

Causan importantes daños, como el amarilleamiento del área afectada y de las hojas, ralentización del crecimiento, y, en casos muy graves, muerte de las raíces y posteriormente del resto de la planta.

Cochinilla roja de la palmera

Cochinilla roja de la palmera
Imagen procedente de entnemdept.ufl.edu

Su nombre científico es Phoenicococcus marlatti y es originaria del Norte de África que fue introducida en los Estados Unidos en 1985 y en España a partir de la década de los ’90. Se deposita en la base de las hojas, a resguardo de la luz. También debilita mucho a la planta, pero no la llega a matar.

¿Cómo se combaten?

Remedios ecológicos

Cuando la plaga todavía no está muy extendida, es decir, cuando sólo hemos visto unas pocas cochinillas, podemos tratarlas con remedios ecológicos como estos:

  • Pincel y alcohol de farmacia: humedecemos el pincel con el alcohol de farmacia y las vamos quitando.
  • Manualmente: nos ponemos unos guantes y las quitamos con una toallita húmeda o con la misma mano.

Remedios químicos

Si la plaga se ha extendido mucho, entonces no quedará otra que utilizar productos químicos siendo el más eficaz el Clorpirifos al 48% siguiendo al pie de la letra las indicaciones especificadas en el envase.

¿Se puede hacer algo para prevenirlas?

Tierra de diatomeas
Imagen procedente de Innatia.com

No se pueden prevenir del todo, pero sí que hay cosas que ayudarán mucho. Una de ellas es la de cortar las hojas que están secas, quitando también la base; eso sí, hay que tener muchísimo cuidado y hacerlo poco a poco, ya que un movimiento en falso puede romper literalmente la palmera, sobretodo si es muy joven.

Otra de las cosas que disminuirá el riesgo de que nuestras plantas acaben con cochinillas es tratándolas una vez al mes con tierra de diatomeas. Esta tierra en realidad es un polvillo de color blanco formado por algas microscópicas fosilizadas compuestas de sílice que, enseguida que entran en contacto con el parásito, lo perforan haciendo que muera a los pocos días. También sirve como repelente y como fertilizante. La dosis es de unos 25 gramos cada litro de agua, y se puede comprar en amazon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *