Saltar al contenido

Ficha de la Jubaea chilensis

Juabea chilensis en hábitat

La Jubaea chilensis es una palmera rústica e increíblemente bonita que, pese a su gran tamaño, se puede cultivar en jardines medianos, además de en los grandes. Es una fantástica planta que apenas requiere de cuidados y con la que vas a disfrutar mucho.

A pesar de que su ritmo de crecimiento es bastante lento, su elegancia nada tiene que envidiarle al resto de especies palmeriles. Échale un vistazo. 😉

¿Cómo es la Jubaea chilensis?

Jubaea chilensis

Taxonomía

  • Reino: Plantae
  • División: Magnoliophyta
  • Clase: Liliopsida
  • Subclase: Commelinidae
  • Familia: Arecaceae
  • Subfamilia: Arecoideae
  • Tribu: Cocoseae
  • Subtribu: Attaleinae
  • Género: Jubaea
  • Especie: Jubaea chilensis

Jubaea chilensis es el nombre científico de una palmera nativa del suroeste de América del Sur, endémica de una pequeña área de Chile central situada entre los 30 y los 35º. Fue descrita por Juan Ignacio Molina y publicado en Histoire des Plantes en 1895.

Se la conoce por los nombres comunes de: Palma chilena, Can-can, Lilla, Palma de coquitos o Palma de miel.

Características

Flores femeninas de la Jubaea chilensis

Se trata de una planta de lento crecimiento que alcanza una altura máxima de 25 metros con un grosor de tronco de hasta 1,3m de diámetro en su base. La corona está formada por hojas pinnadas de hasta 5 metros de largo que presenten un precioso color verde oscuro. Sus flores se agrupan en inflorescencias interfoliares, compuesta por flores masculinas y femeninas. El fruto mide unos 5cm de diámetro y es de color amarillo al madurar.

Como curiosidad, hay que añadir que tiene una esperanza de vida de 200 años de media.

¿Qué cuidados especiales necesita para vivir?

Frutos d ela Jubaea chilensis

La Jubaea chilensis es una de las palmeras más bonitas y rústicas que existen. Crece en todo tipo de suelos, incluso en los calizos, y lo hará estupendamente si se la coloca en una exposición soleada. No necesita más que dos o tres riegos semanales y, por si fuera poco, es una especie bastante resistente a las plagas comunes (cochinillas, ácaros). Pero aún hay más: soporta sin problemas heladas de hasta los -20ºC.

Pero... (todo tiene un pero 🙁 ) su germinación es lenta. Puede tardar hasta un año en germinar, aún y cuando se consigan las semillas frescas. Por este motivo, cuando se encuentra a la venta el precio suele ser alto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.