Allagoptera caudescens
Fichas

Ficha de la Allagoptera caudescens

Allagoptera caudescens
Imagen procedente de Pacosa.org.au

La Allagoptera caudescens es una de esas palmeras que, aunque tengan un crecimiento muy lento, poco importa. Es muy, muy elegante, ideal para tener en jardines amplios cerca de una piscina o en la zona del césped.

Pero, ¿cuáles son las características de esta preciosa -y gran- palmera? ¿Hay algo que tenga que saber para que esté perfectamente cuidada? Si quieres que te dé las respuestas a estas preguntas, tendrás que seguir leyendo. 🙂

¿Cómo es?

Taxonomía

  • Reino: Plantae
  • División: Magnoliophyta
  • Clase: Liliopsida
  • Subclase: Commelinidae
  • Familia: Arecaceae
  • Subfamilia: Arecoideae
  • Tribu: Cocoseae
  • Subtribu: Attaleinae
  • Género: Allagoptera
  • Especie: Allagoptera caudescens

Allagoptera caudescens es el nombre científico de una palmera endémica del nordeste y sudeste de Brasil.

Características

Es una palmera unicaule que alcanza una altura de 15 metros. Posee una corona de hojas pinnadas de color verde oscuro por el haz y de una tonalidad más clara en el envés que llegan a medir hasta 4 metros, y un tronco cuyo grosor máximo es de 30 centímetros.

¿Qué cuidados especiales necesita para vivir?

Allagoptera caudescens
Imagen procedente de palmpedia.net

El riego de la Allagoptera caudescens tiene que ser frecuente durante el verano: cada 2-3 días; por el contrario, el resto del año habrá que regarla menos, cada 3 o 4 días, ya que de lo contrario sus raíces se podrían pudrir como consecuencia del exceso de humedad. Además, es conveniente abonarla con un abono específico para palmeras, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto.

Debido al lugar del que procede, es una palmera que solo puede cultivarse en el exterior en semisombra si el clima es cálido, sin heladas. De hecho, lo ideal es que la temperatura no baje de los 10 grados centígrados, aunque te puedo decir por experiencia que si llega a los 0 grados -o incluso a los -2ºC- no sufre prácticamente nada siempre que esté muy resguardada, como en un invernadero o similar.

Por lo demás, es una planta preciosa que decora el jardín, patio o balcón, e incluso el interior del hogar, desde que es muy joven.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *