Livistona

Las Livistona son palmeras de lento crecimiento

Imagen – Wikimedia/EvaK // Flores de Livistona chinensis.

Las palmeras del género Livistona son unas de las más espectaculares. Pueden alcanzar alturas impresionantes, y producen hojas de un tamaño bastante considerable. Gracias a su belleza, es fácil encontrarla en los jardines urbanos, así como en los particulares.

Su mantenimiento no es excesivamente complicado, ya que son capaces de soportar el frío, las heladas e incluso los períodos secos cortos (ojo, pero no las sequías que duran meses).

Origen y características de las Livistona

Nuestras protagonistas son palmeras del género Livistona, el cual está compuesto por unas 34 especies, todas ellas pertenecientes, como no podía ser de otra manera, a la familia Arecaceae (antes Palmaceae o Palmae). Crecen desde el nordeste de África hasta Australia, pasando por el Sur de Yemén y Bangladesh hasta Japón.

Se caracterizan por tener un pseudotronco llamado estípite, cuyo grosor varía dependiendo de la especie, pero que en general ronda los 40 centímetros. Si hablamos de la altura total, también dependerá del tipo de livistona: así, hay algunas que crecen 6-7 metros, pero hay otras que superan los 15 metros.

Las hojas son costapalmadas, con las puntas que tienden a caer/colgar. En primavera producen flores agrupadas en inflorescencias, las cuales aparecen entre las hojas. Para el verano los frutos suelen haber terminado de madurar.

Principales especies

Las especies más populares son:

Livistona australis

Ejemplar joven de Livistona australis

Imagen – Wikimedia/John Tann from Sydney, Australia // Ejemplar joven.

Se la conoce como latania de Australia o livistona de Australia, y es una palmera australiana como bien dice su apellido, que alcanza una altura de entre los 18 y 25 metros. Sus hojas son de color verde brillante, y tienen un tamaño superior al metro y medio de diámetro. Resiste hasta los -8ºC.

Livistona alfredii

La Livistona alfredii es una palmera australiana

Imagen – Flickr/Ilena G

Conocida como palma del ventilador o palma de la corriente del molino, es una palmera originaria de Australia Occidental que alcanza los 12 metros de altura. Tiene hojas de color gris verdoso pálido en el haz, y de color verde grisáceo claro y ceroso, algo opaco, en el envés. Soporta el frío, pero no las heladas.

Livistona benthamii

La Livistona benthamii es una palmera australiana

Imagen – Wikimedia/Kenraiz

La Livistona benthamii es una especie natural de Australia y Nueva Guinea que alcanza una altura de 18 metros. Tiene un estípite (falso tronco) delgado, de unos 20-30 centímetros de grosor, y hojas verdes. Según algunas fuentes consultadas, es de rápido crecimiento. Apta para climas tropicales y subtropicales.

Livistona chinensis

La Livistona chinensis es una palmera muy popular

Imagen – Wikimedia/Dinesh Valke from Thane, India

Es la más común de todas. Se la conoce como palmera de abanico china o livistona, y es originaria de Japón. Su nombre científico es Livistona chinensis, y alcanza una altura máxima de 9 metros, con un tronco de 40-45 centímetros de grosor. Las hojas son de color verde, con un tamaño de entre 1 a 1,5 metros de longitud. Resiste hasta los -7ºC.

Livistona decipiens – Livistona decora

La Livistona decora es una palmera muy alta

Imagen – Wikimedia/Mark Marathon

Tanto la Livistona decipiens como la Livistona decora son la misma especie. El nombre más aceptado es el de L. decora. En cualquier caso, hablamos de una palmera originaria de Australia que alcanza una altura de 10 a 15 metros, con un tronco cuyo grosor no supera los 25 centímetros. Las hojas son de color verde pálido, y miden hasta 1 metro de largo. Resiste heladas de hasta los -7ºC.

Livistona humilis

La Livistona humilis es una palmera pequeña

Imagen – Wikimedia/J Brew

La Livistona humilis es una »pequeña» palmera natural de Australia, en concreto del norte del Territorio del Norte, que alcanza los 7 metros de altura, aunque lo normal es que no supere los 2-3 metros. Sus hojas son verdes, rígidas. Vive bien en los lugares donde el clima es tropical seco. Resiste los incendios forestales y la sequía.

Livistona mariae

La Livistona mariae es una palmera de tronco esbelto

La Livistona mariae es una palmera nativa de Australia, en concreto Palm Valley, en el Parque Nacional Garganta Finke. Puede alcanzar los 20 metros, y tiene hojas de hasta 4 metros de largo. En cultivo, estará preciosa en los lugares donde el clima sea tropical o subtropical seco, o templado-cálido. Resiste hasta los -6ºC.

Livistona rotundifolia

La Livistona rotundifolia es una palmera tropical

Imagen – Wikimedia/Kumar83

La Livistona rotundifolia es una palmera originaria de la península de Malaca y Java, en Asia, que alcanza una altura de 45 metros. Su tronco es delgado, de no más de 35 centímetros, y sus hojas pueden medir entre 90 y 210 centímetros de largo. Puede resistir heladas puntuales de hasta los -1ºC, pero es mejor que la temperatura no baje de los 10ºC.

Livistona speciosa

La Livistona speciosa es una palmera alta

Imagen – Flickr/Tony Rodd

La Livistona speciosa es una especie originaria del Sudeste de Asia. Alcanza una altura de 25 metros, y un grosor de tronco de solo 30 centímetros. Sus hojas son verdes, y muy grandes. Es interesante para las regiones desde tropicales hasta templado-cálidas, con heladas débiles de hasta los -2ºC.

¿Cuáles son los cuidados que necesitan?

¿Sueñas con tener alguna Livistona en tu jardín? Entonces ten en cuenta los consejos sobre su cultivo que te proporcionamos a continuación:

Ubicación

Lo ideal es que estén en el exterior, en semisombra o, mejor, en una zona soleada. Si vives en una zona donde hace mucho frío para la especie que estés cultivando, protégela dentro de casa o en un invernadero.

Tierra

  • Jardín: las livistonas crecen en suelos fértiles, y que no se encharcan.
  • Maceta: se puede utilizar sustrato universal, aunque recomiendo mezclarlo con un 30 o un 40% de perlita o pómice.

Riego

En principio, bastarán unos 3 riegos a la semana en verano, y entre uno y dos cada 5-6 días el resto de estaciones. De todos modos, si tienes dudas lo mejor es comprobar la humedad de la tierra o del sustrato, y no regarlo de nuevo hasta que no esté casi seco.

Abonado

La Livistona es una palmera con hojas en forma de abanico

Imagen – Flickr/Tony Rodd

Es muy recomendable echarles un poco de estiércol o mantillo si están en el jardín, o abonarlas con un abono líquido para palmeras. La época adecuada para ello es desde primavera hasta comienzos de otoño.

Multiplicación

Las Livistona se multiplican por semillas en primavera o verano, ya sea sembrándolas en maceyas individuales, o en otros semilleros como bandejas o envases de plástico. Si son viables, germinarán en unos 2-3 meses.

Poda

No es necesario que se las pode. Bastará con quitarle únicamente las hojas secas a finales de invierno.

Época de plantación o trasplante

La primavera será la mejor estación tanto para plantar tus Livistona en el jardín, como para pasarlas a unas macetas de mayor tamaño. Esto último debes hacerlo cada 2-3 años.

Rusticidad

Dependerá de la especie. La L. chinensis, L. decora y L. mariae son las que mejor resisten heladas de hasta los -6 a -7ºC, pero la L. rotundifolia por ejemplo solo aguanta hasta los -1ºC y solo es por poco tiempo.

Vista de la Livistona carinensis

Imagen – Wikimedia/David J. Stang // Livistona carinensis

¿Cuál de ellas te ha gustado más?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.