10 palmeras pequeñas

El Chamaerops humilis es una palmera pequeña

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

Hay muchas palmeras pequeñas en el mundo. Algunas son tropicales, otras en cambio viven en zonas donde el clima es templado, pero todas ellas comparten una característica, y es que son adecuadas para tener en jardines donde el espacio es limitado, e incluso se pueden cultivar en macetas durante gran parte de su vida o para siempre.

Si quieres conocer tanto las especies más comunes como otras más raras, a continuación te vamos a mostrar nuestra selección de palmeras pequeñas. Que la disfrutes.

Arenga caudata

La Arenga caudata es una palmera pequeña

imagen – Flickr/Scott Zona

La Arenga caudata es una especie de palmera multicaule que crece hasta los 2 metros de altura, con tallos de unos 2-5 centímetros de grosor. Sus hojas son pinnadas, con folíolos anchos parecidos a la cola de un pez, con los márgenes dentados.

Crece en sombra y semisombra, y se puede cultivar todo el año en el exterior si el clima es tropical o subtropical cálido.

Chamaedorea pinnatifrons

La Chamaedorea pinnatifrons es una palmera unicaule

La gran mayoría de especies del género Chamaedorea son pequeñas o medianas, pero vamos a alejarnos un poco de las más comunes para centrarnos en la C. pinnatifrons. Tiene un estípite único de hasta 4 metros de alto por uno 3 centímetros de grosor, y hojas pinnadas de hasta 1,5 metros de longitud, de color verde.

Es similar a la C. elegans, pero ocupa mucho menos espacio. Eso sí, como ella, quiere sombra o semisombra y un clima suave, sin heladas o muy débiles (hasta -3ºC).

Iguanura elegans

La Iguanura elegans es una palmera pequeña

Imagen – Flickr/Scott Zona

La Iguanura elegans es una palmera… elegante. Sus hojas son simples, de un magnífico color verde, siendo rojizo/granate cuando emergen. No crece mucho, quizás 1 metro, o metro y medio como máximo.

Es rara en cultivo, pero es una fantástica planta para tener en climas tropicales húmedos en semisombra, y en invernaderos.

Palmera botella (Hyophorbe lagenicaulis)

La palmera botella tiene el tronco hinchado

Imagen – Wikimedia/Forest and Kim Starr

La palmera botella es una planta con un tallo hinchado de hasta 6 metros de altura por unos 60 centímetros de grosor. Las hojas son pinnadas, arqueadas, de color verde. Por su curiosa forma no se recomienda tener en maceta, ya que le costará tener un buen desarrollo.

Se ha de cultivar al sol o en semisombra, en climas tropicales o subtropicales. Los ejemplares adultos pueden resistir hasta los -2ºC si son heladas puntuales y de muy corta duración.

Palmera coquerito del campo (Butia archeri)

La Butia archeri crece lento

Imagen – Wikimedia/João Medeiros

La palmera coquerito del campo es una pequeña Butia con un tallo de unos 20-30 centímetros de grosor y hojas pinnadas de color verde-azulado. La altura total es de 1-1,5 metros, por lo que sin duda es una planta perfecta para jardines pequeños.

Además, crece al sol y soporta heladas de hasta los -3ºC.

Palmito (Chamaerops humilis)

El palmito es multicaule

Imagen – Wikimedia/Olaf Tausch

Conocida como palmito o palmera enana, es la única palmera autóctona de la Península Ibérica y de las Islas Baleares. Tiene varios tallos, por lo que es multicaule, y alcanza una altura de hasta 4 metros. Sus hojas tienen forma de abanico, y pueden ser verdes o azuladas dependiendo de la variedad. Sus pecíolos están armados con espinas de unos 3 centímetros de largo.

Le encanta el sol, y resiste tanto la sequía como las heladas de hasta los -7ºC.

Palmera pigmea (Phoenix roebelenii)

La Phoenix roebelenii es una palmera de pequeño tamaño

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

La palmera robelina es otra de las palmeritas más conocidas en Europa. Es endémica del sudeste de Asia, y alcanza una altura de 5 metros. Tiene un único tallo coronado por hojas pinnadas de unos 140 centímetros de largo.

Crece tanto al sol como en semisombra, pero es sensible al frío, por lo que no se debería de exponer a temperaturas por debajo de los -3ºC.

Palmicha (Geonoma deversa)

El Geonoma deversa es una palmera tropical

Imagen – Wikimedia/Alrogarte

La palmicha es una palmera multicaule que alcanza los 4 metros de altura. Sus hojas son pinnadas, y están compuestas por folíolos bastante grandes de color verde, excepto cuando son jóvenes que son de un bonito color rojo.

Le gusta el clima tropical o subtropical cálido, y la sombra. Se puede tener dentro de casa o en un invernadero.

Palmilla enana (Brahea moorei)

La Brahea moorei es una palmera con hojas en forma de abanico

Imagen – Edric

La palmilla enana es una especie de Brahea realmente pequeña. No suele superar el metro de altura, y se caracteriza por tener un tallo de unos 10-15 centímetros de grosor coronado por hojas en forma de abanico de color verde por el haz y glaucas por el envés.

Vive bien en zonas soleadas, y resiste sin problemas las heladas de hasta los -10ºC.

Serenoa repens

La Serenoa repens es muy resistente

Imagen – Flickr/Scott Zona

La Serenoa repens es una palmera multicaule que alcanza los 3 metros de altura. Tiene hojas en forma de abanico, de color verde, y están divididas en una treintena de lóbulos.

A pesar de que su ritmo de crecimiento es lento, es una planta muy interesante para macetas y jardines, puesto que le gusta el sol y resiste heladas de hasta los -7ºC.

¿Qué te han parecido estas palmeras pequeñas? ¿Conoces otras que puedan crecer en macetas o en jardines pequeños? Sin duda, esperamos haberte podido ayudar a escoger la especie más adecuada para ti.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.