Phoenix

Las palmeras Phoenix tienen espinas

Las palmeras del género Phoenix son unas de las que más se cultivan en las regiones templadas del mundo. Pueden alcanzar alturas impresionantes, pero a pesar de que tienen espinas, su rusticidad y su belleza hace que no nos cueste mucho reservarlas un hueco en el jardín.

Algunas especies producen dátiles que son aptos para consumo humano, y no, no te hablo solo de la Phoenix dactylifera, aunque sin duda ella es la más conocida. Si quieres saber qué otras Phoenix dan frutos comestibles, además de cuáles son las características del género, a continuación vas a poder descubrir eso y más.

Origen y características de las Phoenix

Las Phoenix producen dátiles

Se trata de un género botánico compuesto por unas once especies originarias de las Islas Canarias, norte de África y sur de Asia llegando hasta el Extremo Oriente. Pueden alcanzar una altura de entre los 2 y los 15 metros, y su estípite (tronco) crece por lo general de forma recta, aunque puede torcerse si no tiene espacio, o si está muy cerca de otra planta alta o de un muro por ejemplo.

Las hojas son pinnadas, compuestas por pinnas o folíolos que brotan de un raquis alargado, estando en su base armado con espinas. El pecíolo es corto por lo general. Estas, al morir permanecen unidas al estípite mucho tiempo, por lo que se dice que son plantas marcescentes. Además, una característica que las diferencia de otras palmeras similares es que no tienen capitel, sino lo que habitualmente llamamos cogollo.

El capitel o crownshaft en inglés es la unión entre el estípite y las hojas, que adquiere forma de funda, y que está hecho con las bases de las hojas por lo que suele tener un color verdoso, a veces morado, rojo o lila. El cogollo se va formando a medida que las hojas van muriendo, por lo que tiene un color marrón, y tiene un aspecto redondeado, más de corona y no columna como el capitel.

Son especies dioicas; es decir, hay ejemplares masculinos y otros femeninos. Las flores se agrupan en inflorescencias pendulares, situándose por debajo de las hojas nuevas. Estas son bracteadas, y están compuestas por 3 sépalos y 3 pétalos. Las masculinas tienen 6 estambres, mientras que las femeninas poseen un gineceo tricarpelar con estigmas que se curvan hacia afuera.

Los frutos son bayas parecidas a drupas con forma de elipse con la carne (llamada mesocarpo) carnosa. La semilla es dura, elipsoidales también, y con un surco lateral.

Tipos de especies del género Phoenix

Son las siguientes:

Phoenix acaulis

Vista de la Phoenix acaulis

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

La Phoenix acaulis es una especie conocida como palmera datilera enana, ya que no suele tener tronco, y si lo tiene, es muy corto. Es originaria del norte de la India, Bután y Nepal, y crece hasta alcanzar una altura de 1,5-2 metros. Sus hojas miden 1,5 metros de largo, y tienen folíolos de hasta 25 centímetros. Soporta hasta los -4ºC.

Phoenix andamanensis

Vista de la Phoenix paludosa en hábitat

Imagen – Wikimedia/Biswarup Ganguly

La Phoenix andamensis (ahora Phoenix paludosa) es parecida a la palmera canaria, pero mucho más pequeña, ya que su altura máxima es de 5 metros. Las hojas son pinnadas, de 2 a 3 metros de largo, y es originaria del sur y sureste de Asia. Resiste hasta los -4ºC.

Phoenix canariensis

Vista de la Phoenix canariensis

La Phoenix canariensis, conocida como palmera canaria o fénix, es una especie endémica de las Islas Canarias, donde está declarada como símbolo natural del archipiélago. Crece hasta los 13 metros de altura, con un estípite de entre 50 y 70 centímetros de grosor. Las hojas son muy largas, pudiendo medir entre 5 y 7 metros. Sus frutos son comestibles, aunque no tienen un sabor tan agradable como los de la P. dactylifera y son más pequeños. Soporta hasta los -7ºC, pero con daños.

Phoenix dactylifera

La datilera es una palmera que puede ser multicaule

Imagen – Wikimedia/Southcoastwholesale

La Phoenix dactylifera, conocida como datilera, fénix, támara o palma común, es una especie originaria del norte de África y sur de Asia. Dependiendo de la variedad, puede tener solo un estípite, o varios. La altura de un ejemplar adulto es de 30 metros, con un diámetro de estípite de entre 20 y 50 centímetros. Sus hojas son pinnadas, con una longitud de 1,5 hasta 5 metros, y produce dátiles comestibles. Resiste heladas de hasta los -10ºC, pero es mejor que no baje de los -4ºC.

En España, y en concreto en las Islas Canarias, está incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, debido a su gran adaptabilidad, rápido crecimiento y alta tasa de germinación de las semillas, factores que perjudican a las plantas autóctonas.

Phoenix loureiroi

La Phoenix loureiroi es una especie de palmera conocida como datilera de montaña o palmera vuyavuy. Es originaria del sur de Asia, y crece hasta los 4 metros de altura, con un diámetro de estípite de unos 50-60 centímetros de ancho. Las hojas son verdes, midiendo hasta 2 metros de largo. Resiste hasta los -7ºC.

Phoenix reclinata

Vista de la Phoenix reclinata

Imagen – Wikimedia/Nevit Dilmen

La Phoenix reclinata, conocida como palmera de Senegal, es una especie multicaule originaria de África, Madagascar y Arabia. Alcanza una altura de entre los 7,5 y 15 metros, con estípites de 30 centímetros. Las hojas son pinnadas, muy numerosas, y miden entre 2,5 y 4,5 metros de largo. Soporta hasta los -3ºC.

Phoenix roebelinii

Vista de la Phoenix roebelenii

Imagen – Wikimedia/Alejandro Bayer Tamayo

La Phoenix roebelinii es una especie de palmera pequeña, que alcanza una altura de 5 metros.  Es endémica del sudeste de Asia, y sus hojas no miden más de 140 centímetros de largo. El estípite se mantiene delgado, llegando a los 30 centímetros de grosor. Puede soportar heladas de hasta los -3ºC, pero solo si está un poco resguardada.

Phoenix rupicola

La Phoenix rupicola, conocida como la palmera de las rocas, es una especie nativa de la India y Bután. Crece hasta los 8 metros, y su estípite mide tan solo 20 centímetros. Sus hojas son verdes, con una longitud de entre 2,5 y 3 metros. Al igual que el resto de Phoenix, tiene espinas, pero no son tan numerosas. Soporta hasta los -4ºC.

Phoenix sylvestris

La Phoenix sylvestris tiene un solo tronco

Imagen – Wikimedia/P Jeganathan

La Phoenix sylvestris, conocida como datilera plateada o dátil silvestre, es una palmera nativa del sur de Pakistán y de la India. Su altura es de entre 4 y 15 metros, con un estípite de unos 40 centímetros de diámetro. Las hojas son verdes y miden unos 3 metros de largo. Estas tienen espinas de hasta 10 centímetros cerca de la base del pecíolo. Soporta hasta los -3ºC.

Phoenix theophrasti

Vista de la Phoenix theophrasti

Imagen – Wikimedia/Wouter Hagens

La Phoenix theophrasti, conocida como palmera datilera de Creta, es una palmera nativa del sur de Grecia y Creta. Al igual que la P. dactylifera o la P. reclinata, es multicaule, llegando a medir 15 metros de altura. Sus hojas miden 2-3 metros de largo, y sus frutos se pueden comer pero tiene un sabor acre. Soporta hasta los -5ºC.

¿Qué te han parecido las palmeras del género Phoenix?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.