Saltar al contenido

Ficha de la Raphis excelsa

Rapis
Imagen procedente de Flickr/TreeWorld Wholesale

La Raphis excelsa es una palmera muy bonita, ideal para jardines pequeños e incluso para patios y terrazas, ya que no crece mucho. Además, su mantenimiento es muy sencillo, al poder estar tanto en exposiciones soleadas como en semisombra.

El ritmo de crecimiento de esta especie no es muy acelerado, y si a eso le sumamos su resistencia a las enfermedades podemos hacernos una idea de lo interesante que es. Aquí tienes su ficha.

¿Cómo es?

Rhapis excelsa

Taxonomía

  • Orden: Arecales
  • Familia: Arecaceae
  • Subfamilia: Coryphoideae
  • Tribu: Trachycarpeae
  • Subtribu: Rhapidinae
  • Género: Rhapis
  • Especie: Rhapis excelsa

Rhapis excelsa es el nombre científico de una palmera originaria de Asia que fue descrita por Carl Peter Thunberg y Augustine Henry y publicado en Journal of the Arnold Arboretum en el año 1930.

Características

Se trata de una palmera multicaule (tiene varios troncos) conocida como rapis, palma bambú o palmerita china. Crece hasta alcanzar una altura máxima de 4 metros, con un grosor de tallo de hasta 1,5cm de diámetro. Las hojas tienen forma de abanico, con los segmentos muy divididos.

Las flores se agrupan en inflorescencias ramificadas compuestas por brácteas tubulares y un raquis de hasta 26cm de largo. Los frutos son amarillos, globoso a elipsoidales y miden 1 x 0,8cm.

¿Qué cuidados especiales necesita para vivir?

La Rhapis excelsa es una planta que no necesita mucho para estar feliz. Bastará con que esté en un jardín protegido o en maceta medianamente grande con sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita, y que la reguemos unas 3 o 4 veces por semana durante los meses más cálidos y cada 4 o 5 días el resto del año.

Por supuesto, se le puede abonar (de hecho, es lo más recomendable). Lo haremos en primavera y especialmente en verano, con abonos del tipo 20-20-20, o con los orgánicos como el guano de murciélago siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto.

No resiste mucho el frío, pero la podemos cultivar todo el año en el exterior si la temperatura no baja de los -2ºC. En caso de vivir en una zona más fría, la tendremos dentro de casa en una habitación luminosa y sin corrientes de aire.

Si te han quedado dudas, no las dejes en el tintero. Pregunta 🙂 .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.