Sabal enano (Sabal minor)

Las hojas del Sabal minor tienen forma de abanico

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

Cuando se buscan palmeras para tener en maceta o en jardines pequeños casi siempre se recomiendan las mismas: chamaedoreas, kentias, areca (Dypsis lutescens), palmitos,… Si quieres alguna que no sea tan común, entonces déjame hablarte del Sabal minor.

Como su nombre indica, es la especie de menor tamaño del género al que pertenece, pero además, es una de las especies que mejor resiste las heladas de moderadas a intensas. ¿Qué más se puede pedir?

¿Cómo es el Sabal minor?

El Sabal minor es una palmera unicaule

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

Taxonomía

 

  • Reino: Plantae
  • Subreino: Tracheobionta
  • División: Magnoliophyta
  • Clase: Liliopsida
  • Subclase: Commelinidae
  • Orden: Arecales
  • Familia: Arecaceae
  • Subfamilia: Coryphoideae
  • Tribu: Corypheae
  • Subtribu: Sabalinae
  • Género: Sabal
  • Especie: Sabal minor

Sabal minor es el nombre científico de una especie de palmera originaria de Norteamérica que fue descrita por Nikolaus Joseph von Jacquin y Christiaan Hendrik Persoon y publicada en Synopsis Plantarum en el año 1805. Popularmente se le conoce como sabal enano o palmeto enano.

Características

Es una palmera unicaule -es decir, de un solo tronco- que alcanza una altura de 1, máximo 3 metros, con un tronco de hasta 30 centímetros de diámetro. Las hojas tienen forma de abanico redondeado, cuyo margen se divide en numerosos folíolos. Estas además son grandes, de 1,5 a 2 metros de largo, y de un precioso color verde o verde azulado.

Las flores se agrupan en inflorescencias que brotan de entre las hojas y hacia arriba, alcanzando una altura de hasta 2 metros de longitud. El fruto es una drupa negra de 1 a 1,3 centímetros que contiene una semilla.

¿Cuáles son los cuidados que necesita?

Si te animas a tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

El Sabal minor puede estar tanto a pleno sol como en semisombra. Pero eso sí, es importante que si se opta por colocarlo protegido del astro rey, se ponga en un sitio luminoso, ya que no crece bien en sombra.

Tierra

  • Maceta: puedes rellenarla con mantillo y un 30% de perlita. Además, el recipiente ha de tener agujeros en su base para que el agua salga tras el riego.
  • Jardín: crece en suelos ricos en materia orgánica, con muy buen drenaje.

Riego

El Sabal minor es una palmera unicaule

Imagen – Flickr/Drew Avery

El riego será de frecuente a moderado. Hay que tener en cuenta que se deberá de regar más, por lo general, en verano que en invierno; asimismo, cuanto más cálido y seco sea un clima, la frecuencia de riego también será mayor. Por eso, teniendo todo esto en cuenta, lo ideal es que, al menos al principio, se vaya comprobando la humedad de la tierra o el sustrato antes de proceder a regar de nuevo. Para ello puedes introducir un palo delgado de madera, y si ves que al extraerlo sale prácticamente limpio, entonces podrás humedecerla de nuevo.

De todas maneras, para que te hagas una idea de cuándo regar, en un clima mediterráneo cálido, con temperaturas máximas en verano de 38ºC y mínimas anuales de hasta -2ºC, con una sequía que se prolonga varios meses (incluyendo los del verano), se riega una media de 3 veces por semana en la época más cálida, y una vez por semana o dos el resto.

Abonado

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano se puede abonar con guano, compost o mantillo por ejemplo. Si lo tienes en maceta puedes usar un fertilizante específico para palmeras, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.

Multiplicación

Si quieres tener nuevos ejemplares de Sabal minor, has de sembrar sus semillas en primavera. Hay diversas maneras de hacerlo:

  • Sembrándolas en una bolsa de plástico con cierre hermético rellenada con vermiculita, y luego poner esta cerca de una fuente de calor.
  • O directamente en maceta -con agujeros-, poniendo un máximo de 2-3 semillas en cada una. El sustrato a usar puede ser sustrato universal mezclado con perlita a partes iguales, o mantillo.

Germinarán en 1 a 3 meses, siempre que la tierra se mantenga húmeda y a una temperatura de unos 20ºC.

Época de plantación o trasplante

En primavera es buen momento para plantarlo en el jardín, o a una maceta mayor -con agujeros en la base- si le hace falta. Hazlo con cuidado de no manipular mucho las raíces, así podrá superar mejor el trasplante.

Poda

La poda de las palmeras, en este caso del sabal, se recomienda que consista solo en cortar las hojas secas cada vez que sea preciso. Quitarle hojas verdes la debilitaría, y de paso podría atraer a plagas tan peligrosas como el picudo rojo y la Paysandisia archon.

Plagas y enfermedades

Es bastante resistente, pero se deben de hacer tratamientos preventivos con Clorpirifos contra el picudo rojo y la paysandisia si se vive en una zona de riesgo desde primavera hasta otoño.

Rusticidad

Resiste el frío y las heladas de hasta los -18ºC, así como las temperaturas altas de hasta los 40ºC.

El Sabal minor se puede tener en jardines pequeños

Imagen – Wikimedia/Bachelot Pierre J-P

¿Qué te ha parecido el sabal enano? ¿Lo conocías? Esperamos que puedas disfrutar tanto de él como nosotros lo hemos hecho presentándotelo.

 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.