Ficha de la Wodyetia bifurcata

Wodyetia bifurcata
Imagen procedente de Wikimedia/Yercaud-elango

La Wodyetia bifurcata es una especie de palmera que hace que cualquier jardín adquiera inmediatamente un toque exótico. Sus hojas son pinnadas y de aspecto plumoso, parecidas a las del Syagrus romanzoffiana, pero su tronco es muy distinto. Y es que el color blanquecino del capitel es una maravilla.

Es una especie muy interesante, que no requiere de tantos cuidados como en un principio se podría pensar. Por todo ello, te la voy a presentar.

¿Cómo es?

Wodyetia en jardín
Imagen procedente de Flickr/Forest and Kim Starr

Taxonomía

  • Reino: Plantae
  • Subreino: Tracheobionta
  • División: Magnoliophyta
  • Clase: Liliopsida
  • Subclase: Commelinidae
  • Orden: Arecales
  • Familia: Arecaceae
  • Subfamilia: Arecoideae
  • Tribu: Areceae
  • Subtribu: Ptychospermatinae
  • Género: Wodyetia
  • Especie: Wodyetia bifurcata

Wodyetia bifurcata es el nombre científico de una palmera unicaule nativa de Australia, concretamente en las colinas del Cabo Melville. Fue descrita por John Irvine Boswell Syme y publicado en Principes, en el año 1983. Popularmente se la conoce como limpiatubos o palma cola de zorro.

Características

Frutos de Wodyetia bifurcata
Imagen procedente de Flickr/Forest and Kim Starr

Es una palmera de tamaño mediano, con una altura máxima de diez metros y un tronco de 15 centímetros de diámetro. Este está coronado por hojas pinnadas y recurvadas las cuales están compuestas por numerosos folíolos que, al disponerse en varios planos del raquis, le otorgan un aspecto plumoso muy llamativo.

Las flores se agrupan en inflorescencias que brotan de la base del capitel, y son de ambos sexos. El fruto tiene forma globosa, mide alrededor de 1 centímetro y es de color anaranjado al madurar.

¿Qué cuidados especiales necesita para vivir?

Hoja de palmera cola de zorro
Imagen procedente de Wikimedia/Forest and Kim Starr

La Wodyetia bifurcata es una palmera muy bonita, que vivirá y crecerá de maravilla en climas tropicales, así como en lugares resguardados si el clima es templado. Gusta tanto del sol como de la semisombra, pero por propia experiencia aconsejo protegerla del astro rey durante su juventud y, sobretodo, si vives en una zona con fuerte insolación (como el mediterráneo) ya que sus hojas se queman con facilidad.

Requiere una frecuencia de riegos moderada, pues no soporta la sequía. Por lo general, se regará unas 3 veces por semana durante el verano, y cada 4 a 6 días el resto del año. Aprovecha para abonarla con guano, humus de lombriz o estiércol de animales herbívoros una vez al mes o cada quince días para que crezca con salud.

No es una planta para tener en maceta durante toda su vida, pero sí que es cierto que en sus primeros años queda espectacular en una -que tenga agujeros para el drenaje- 😉 . Si te animas a tenerla así un tiempo, usa una mezcla de turba negra con un 30% de perlita.

Por lo demás, se adapta a distintos tipos de suelos, incluyendo los calcáreos. Sin embargo, las heladas le perjudican. Un ejemplar adulto y bien establecido podría aguantar hasta los -4ºC, pero no sin sufrir daños. Es preferible que la temperatura no baje de los 0 grados.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.