Saltar al contenido

Ficha de la Beccariophoenix alfredii

Joven Beccariophoenix alfredii
Imagen procedente de Agaveville.org

Si te encantan las palmeras con hojas pinnadas y muy largas, con la Beccariophoenix alfredii vas a tener un jardín espectacular. Esta especie es realmente preciosa; de hecho, hay quien piensa que su belleza es comparable e incluso superable a la que tiene el Cocos nucifera.

Además, no es muy difícil de cuidar (no tanto como el cocotero, desde luego), ya que con unos mínimos trucos y básicos consejos la vas a disfrutar todo el año... durante años. Descúbrela.

¿Cómo es?

Frutos de Beccariophoenix alfredii
Imagen procedente de Wikimedia/Mijoro Rakotoarinivo

Taxonomía

  • Reino: Plantae
  • Orden: Arecales
  • Familia: Arecaceae
  • Subfamilia: Arecoideae
  • Tribu: Cocoseae
  • Subtribu: Attaleinae
  • Género: Beccariophoenix
  • Especie: Beccariophoenix alfredii

Beccariophoenix alfredii es el nombre científico de una palmera endémica de Madagascar que fue descrito por Mijoro Rakotoanirivo, Ranariv y John Dransfield y publicado en Palms en el año 2007.

Características

Se trata de una palmera unicaule -tiene un solo tronco- delgado, de unos 30cm de diámetro por 15 metros de altura, coronado por largas hojas pinnadas que pueden llegar a medir hasta 6 metros. Sus flores se agrupan en inflorescencias interfoliares que, una vez son polinizadas, comienza a madurar el fruto que tendrá forma ovoidal y será de color morado.

¿Qué cuidados especiales necesita para vivir?

Beccariophoenix alfredii
Imagen procedente de Wikimedia/Mijoro Rakotoarinivo

La Beccariophoenix alfredii es una planta que necesita una exposición soleada para poder desarrollarse y crecer bien. Asimismo, será necesario regarla muy seguido: 3-4 veces por semana en verano y cada 5-6 días el resto del año. Además, tenemos que acordarnos de abonarla con un abono específico para palmeras en primavera y verano.

Aunque por sus características no es una palmera apta para tener en maceta durante toda su vida, sí que se puede cultivar durante muchos años en recipientes utilizando sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita. Eso sí, tenemos que ir trasplantándola a uno mayor cada dos primaveras y plantarla en el suelo en cuanto tenga una altura de 50cm como mínimo.

Resiste el frío y las heladas de hasta los -3ºC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.