Ficha de la Brahea armata

Brahea armata
Imagen procedente de Wikimedia/Berthold Werner

Las palmeras que tienen hojas de un color distinto al verde llaman mucho la atención, pero la Brahea armata ha demostrado ser, además, una de las plantas más decorativas y resistentes. De hecho, es frecuente su cultivo en las regiones donde las heladas son protagonistas del invierno; y aunque no es una que se pueda tener en maceta durante toda su vida, de joven queda preciosa en una.

El ritmo de crecimiento es más lento que el de otras especies, pero su valor ornamental es tal, que sin duda merece mucho la pena adquirir un ejemplar, pues te aseguro que vas a disfrutarlo desde el primer día.

¿Cómo es?

Hojas de Brahea armata
Imagen procedente de Flickr/David J. Stang

Taxonomía

  • Reino: Plantae
  • Subreino: Tracheobionta
  • División: Magnoliophyta
  • Clase: Liliopsida
  • Subclase: Commelinidae
  • Orden: Arecales
  • Familia: Arecaceae
  • Subfamilia: Coryphoideae
  • Tribu: Corypheae
  • Subtribu: Livistoninae
  • Género: Brahea
  • Especie: Brahea armata

Brahea armata es el nombre científico de una palmera unicaule endémica de Baja California (México). Fue descrita por Sereno Watson y publicado en Proceedings of the American Academy of Arts and Sciences, en el año 1876. Popularmente se la conoce como palmera azul o palmera gris.

Características

Es una palmera que alcanza una altura de hasta 15 metros, con un tronco de hasta 50-60cm de grosor. Produce hojas en forma de abanico, de un magnífico color azulado, con un ancho de 1 a 2 metros y un pecíolo largo.

Las inflorescencias miden hasta 5 metros de longitud, y están compuestas por flores pequeñas. El fruto tiene forma ovoide o globoso, es marrón al madurar y contiene una única semilla.

¿Qué cuidados especiales necesita para vivir?

Brahea armata
Imagen procedente de Flickr/Megan Hansen

La palmera azul o Brahea armata es una planta que vive en una gran variedad de climas, desde los tropicales secos hasta los templados con heladas. Puede estar tanto al sol como en semisombra, si bien recomiendo ubicarla en una zona expuesta al astro rey para poder disfrutar mejor del color de sus hojas.

Crece en suelos con buen drenaje, y fértiles. Ahora bien, como decíamos al principio, durante sus primeros años de vida es una estupenda palmera para tener en maceta -con agujeros de drenaje-. Si te animas a tenerla así, rellena el recipiente con sustrato universal mezclado con un 30% de perlita, y pásala a otra mayor cada 2-3 años.

El riego ha de ser moderado. Resiste razonablemente bien la sequía, pero no le gusta demasiado el exceso de agua. Por este motivo, en general se debe regar una media de 3 veces por semana durante el verano, y cada 5-6 días el resto del año. En temporada cálida le irá bien que aproveches un riego quincenal para abonarla, por ejemplo con guano o con un fertilizante para palmeras siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.

Resiste heladas de hasta los -10ºC, así que no tendrás que preocuparte demasiado por el frío. En caso de vivir en una zona donde el clima es más extremo, protégela en un invernadero o dentro de casa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.