Ficha del Sabal palmetto

Sabal palmetto

Las palmeras pueden ser pequeñas o grandes, pero todas y cada una de ellas tienen una belleza especial, y desde luego el Sabal palmetto es, también, único. Aunque si bien es cierto que se parece bastante a otras, mucho más comunes, como las Washingtonia, en realidad es muy distinta.

Su resistencia a las heladas es mucho mayor, de modo que es perfecta para climas templados donde durante los inviernos las calles se cubren de nieve.

¿Cómo es?

Hojas de Sabal palmetto
Imagen procedente de Wikimedia/David J. Stang

Taxonomía

  • Reino: Plantae
  • Subreino: Tracheobionta
  • División: Magnoliophyta
  • Clase: Liliopsida
  • Subclase: Commelinidae
  • Orden: Arecales
  • Familia: Arecaceae
  • Subfamilia: Coryphoideae
  • Tribu: Corypheae
  • Subtribu: Sabalinae
  • Género: Sabal
  • Especie: Sabal palmetto

Sabal palmetto es el nombre científico de una palmera unicaule nativa de Estados Unidos, Cuba y Bahamas Fue descrita por Thomas Walter y Conrad Loddiges y publicado en Systema Vegetabilium, en el año 1830. Popularmente se la conoce como palmera de Carolina, sabal de Carolina, palmeto o palmera de abanico.

Características

Se trata de una palmera que puede alcanzar una altura de 20 metros, con un tronco recto, más o menos liso, con un diámetro no superior a los 50 centímetros. Está coronado por hojas palmeadas cuyo diámetro es de 1 a 1,6 metros, divididas hasta una tercera parte de su tamaño total, en 40 a 60 folíolos separados en dos partes, de color habitualmente verde, pero también pueden ser azulados.

Las flores se agrupan en inflorescencias muy ramificadas de hasta 2,5 metros de largo, y son hermafroditas, aromáticas y blanco-verdosas. El fruto es una drupa negra o parduzca de 1 centímetro que contiene una semilla.

¿Qué cuidados especiales necesita para vivir?

Joven Sabal palmetto
Imagen procedente de Wikimedia/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

No muchos. El Sabal palmetto es una palmera muy agradecida, que solo quiere estar en un lugar donde le dé la luz del sol de manera directa, en un suelo que, a ser posible, tenga buen drenaje y recibir riegos moderados. Tolera incluso el viento marino, de manera que si vives cerca de la playa no tendrás problemas con él.

Lo único es que, debido al tamaño que llega a alcanzar, no es planta para cultivar en maceta, no durante muchos años. Pero su crecimiento es lento, así que si quieres tenerlo en recipiente durante su juventud, usa una que tenga agujeros de drenaje y rellénala con sustrato universal mezclado con un 30% de perlita.

Se multiplica por semillas en primavera, sembrándolas en bolsas de plástico transparente con cierre hermético y puestas cerca de una fuente de calor, o en semilleros más convencionales como lo son las bandejas de semillero o las macetas. Germinan en unos 70 días.

Por último, debes saber que resiste heladas de hasta los -10ºC como mínimo (consultando algunas fuentes, dicen que hasta -14ºC. Como todo, hasta que no se experimente no se puede saber. De todas maneras, si en tu zona se registra esta temperatura, protégela un poco con tela antiheladas hasta que lleve al menos dos años en el exterior).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.