Saltar al contenido

Ficha de la Washingtonia robusta

Washingtonia robusta

La Washingtonia robusta es una de las palmeras más comunes, tanto en su lugar de origen como en otras regiones donde se ha naturalizado o está en proceso. Es muy adaptable y crece muy rápido, dos cualidades que hacen de ella una especie de lo más interesante para plantar en un jardín.

Pero, ¿por qué tenemos que elegirla a ella y no a otra? ¿Qué es lo que tiene de especial?

¿Cómo es?

Washingtonia robusta

Taxonomía

  • Reino: Plantae
  • Subreino: Tracheobionta
  • División: Magnoliophyta
  • Clase: Liliopsida
  • Subclase: Commelinidae
  • Orden: Arecales
  • Familia: Arecaceae
  • Subfamilia: Coryphoideae
  • Tribu: Corypheae
  • Género: Washingtonia
  • EspecieWashingtonia robusta

Washingtonia robusta es una palmera originaria del sur de la península de Baja California (México) que fue descrita por John Lindley y Hermann Wendland y publicado en Botanische Zeitung (Berlin) en el año 1879. Popularmente se la conoce como Washingtonia o palmera hoja de abanico mexicana.

Características

Washingtonia robusta

Se trata de una palmera monocaule (de un solo tronco) esbelto que llega a medir 35 metros de altura, con la base algo más ancha. Si se le deja crecer sin mantenimiento veremos que se le van quedando restos de hojas secas que forman un peculiar aditamiento, pero este desaparece con el tiempo.

Las hojas tienen forma de abanico, con hilos blancos y largos en la juventud que van desapareciendo con la edad. Se dividen hasta casi la mitad, y sus pecíolos son largos con los bordes espinosos. Las inflorescencias brotan en la base de las hojas inferiores. El fruto tiene forma esférica, es de color negro y mide unos 0,5cm de diámetro.

Se hibrida fácilmente con la Washingtonia filifera, por lo que no siempre es fácil encontrar una Washingtonia robusta 'pura'.

¿Qué cuidados especiales necesita para vivir?

Washingtonia robusta

 

Pues no mucho 🙂 . Esta preciosa palmera solo necesita un jardín en el que pueda crecer estando expuesta al sol de forma directa, y riegos regulares cada 2-3 días en verano y cada 4-5 días el resto del año. También es muy aconsejable abonarla desde comienzos de primavera hasta finales del verano con abonos como el guano siguiendo las indicaciones especificadas en el envase, pero no es algo que sea muy necesario.

Si queremos multiplicarla, podemos hacerlo sembrando sus semillas en primavera en una maceta con sustrato de cultivo universal. Germinarán muy pronto: en unos 14-30 días.

Washingtonia robusta

Por lo demás, hay que saber que soporta heladas de hasta los -7ºC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.