Datilera (Phoenix dactylifera)

La datilera es una palmera muy importante a nivel comercial

La Phoenix dactylifera es una de las palmeras más habituales en los jardines. Su tronco delgado y sus largas hojas pinnadas de color verde azulado la convierten en un atractivo destacable en cualquier zona. Además, produce frutos que, una vez conocidos, son una auténtica delicia para el paladar.

Si hablamos de su comportamiento en cultivo, también es interesante decir que es una planta muy agradecida, capaz de soportar largos periodos de sequía y un rango amplio de temperaturas.

¿Cómo es la datilera?

Vista de la datilera, o Phoenix dactylifera

Imagen – Wikimedia/Emőke Dénes

Taxonomía

 

  • Reino: Plantae
  • Subreino: Tracheobionta
  • División: Magnoliophyta
  • Clase: Liliopsida
  • Subclase: Commelinidae
  • Orden: Arecales
  • Familia: Arecaceae
  • Género: Phoenix
  • Especie: Phoenix dactylifera

Phoenix dactylifera es el nombre científico de una palmera por lo general multicaule (de varios troncos) originaria del Suroeste de Asia. Fue descrita por Carlos Linneo y publicado en ‘Species Plantarum’ en el año 1753. Popularmente se la conoce por los nombres de datilera, palma o palmera común, fénix o támara.

Características

Se trata de una palmera que puede alcanzar una altura de hasta 30 metros, con uno o varios troncos con un grosor máximo de 50 centímetros. Sus hojas son pinnadas, de entre 1,5 y 5 metros de largo, con afiladas espinas, y con pinnas o folíolos de 10 a 80 centímetros de longitud los cuales son de color verde-azulado.

Es una especie dioica. Sus flores se agrupan en inflorescencias muy ramificadas que brotan de una espata (hoja modificada que protege las flores). Las masculinas son de color crema, y las femeninas verde-amarillentas. Los frutos son bayas oblongo-ovoides de 3-9 centímetros de largo, naranjas al principio y luego rojo-castaño cuando maduran. En el interior de estos encontramos una semilla elipsoidal de 2-3 centímetros de color marrón.

¿Cuáles son los cuidados que necesita la Phoenix dactylifera?

La datilera es una palmera muy interesante para cultivar en jardines donde llueve poco. Le favorece el clima cálido, y vive bien en aquellos templados donde se producen heladas. No es una especie que te dará mucha sombra a no ser que dejes que sus hijuelos crezcan, pero sí que podrás conseguir que tu jardín tenga cierto toque tropical si la plantas, por ejemplo, bordeando el camino de entrada a tu casa, o a unos cinco metros de la piscina.

Por todo ello, te recomendamos hacerte con una y proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

Se tiene que tener en el exterior, a pleno sol. Es una especie que, para poder crecer realmente bien, necesita estar en exposiciones soleadas, pues de lo contrario sus hojas perderían fuerza y color.

Las raíces no son invasivas, pero si se quiere dejar que los hijuelos crezcan es preferible plantarla a una distancia de al menos 5 metros (mejor si son 6-7 metros, para poder contemplarla en todo su esplendor) de muros, paredes, piscinas, etc.

Tierra

La datilera es una palmera de rápido crecimiento

  • Jardín: crece en casi cualquier tipo de suelo, pero le favorecen aquellos ricos en materia orgánica y con buen drenaje.
  • Maceta: mezclar sustrato de cultivo universal con perlita a partes iguales. De todos modos, ten presente que no es una palmera que se pueda tener en macetas durante toda su vida; de hecho, en cuanto tenga una altura de unos 50 centímetros ya será buen momento para pasarla a tierra.

Riego

La frecuencia de riego va a depender un poco del clima del lugar y de si se tiene en el jardín o en maceta. Por ejemplo:

  • Riego en el jardín: si el clima es cálido o templado-suave y llueve poco, se regará una media de 2 veces por semana durante el primer año que esté en el suelo, y algo menos a partir del segundo siempre que caigan unos 350 litros por metro cuadrado de precipitación al año. Pero si el clima es más bien fresco y llueve de forma regular, ese riego será más escaso.
  • Riego en maceta: durante el verano se debe regar unas 2-3 veces a la semana, mientras que el resto del año se regará una vez a la semana.

Abonado

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano se recomienda abonar con abonos orgánicos, como el mantillo, el compost, el humus de lombriz o el estiércol de vaca. Lo único es que si la tienes en maceta, es preferible usar abonos líquidos para no empeorar el drenaje del sustrato.

Multiplicación

La datilera se puede multiplicar por semillas en primavera-verano, y por separación de hijuelos en primavera (difícil).

Semillas

Las semillas se pueden sembrar directamente en macetas individuales con, por ejemplo, sustrato universal colocadas al sol, o bien en bolsas de plástico transparente con cierre hermético rellenada con vermiculita o fibra de coco puestas cerca de una fuente de calor y a resguardo del astro rey.

Manteniéndolo húmedo, deberían germinar al cabo de una semana o dos si están recién cogidas de la palmera, o al cabo de unos 2-3 meses si son compradas.

Hijuelos

Para poder multiplicarla por esquejes, o mejor dicho hijuelos, has de cortarlos cuando ya empiecen a desarrollar tronco con la ayuda de una sierra de mano previamente desinfectada. Luego, impregna la base con hormonas de enraizamiento y plántalo en una maceta con vermiculita humedecida con agua. Después, colócalo en semisombra, y ve pulverizando/rociando sus hojas con agua sin cal una vez al día para que no se deshidrate.

Si todo va bien, en un mes deberías de ver algún brote nuevo. Pero insisto, es difícil, tanto que a nivel comercial por ejemplo sale más a cuenta sembrar sus semillas, ya que es una palmera que crece rápido.

Poda

En realidad no la necesita. Con quitarle las hojas secas, enfermas y las débiles en otoño o invierno es más que suficiente. NO se han de cortar las hojas verdes, puesto que son necesarias para que la datilera se mantenga con buena salud.

Si se quiere, puedes aprovechar y quitarle los hijuelos que le vayan saliendo de alrededor del tronco, para tenerla como palmera de un solo tronco o con unos pocos.

Plagas y enfermedades

Es bastante resistente, pero por desgracia el picudo rojo y la Paysandisia archon son dos de sus enemigos más peligrosos. estas plagas se tratan con Clorpirifos e Imidacloprid. En los enlaces tienes toda la información.

Además, cuando se riega en exceso los hongos como el fitóftora dañan sus raíces, y por consiguiente el resto de la planta, la cual termina pudriéndose. Para evitarlo, hay que regar solo cuando sea necesario. Tampoco está de más realizar tratamientos preventivos con cobre o azufre en polvo durante la temporada de lluvias.

Rusticidad

Resiste heladas de hasta los -12ºC.

¿Qué usos tiene?

Los dátiles tienen varios usos

La Phoenix dactylifera tiene varios usos:

Ornamental

Es una bonita palmera que queda muy bien en cualquier jardín, sea grande o pequeño. Resiste sin problemas la sequía, así como las heladas moderadas. Así que sin duda es interesante tener una, por ejemplo, para delimitar caminos o zonas, como ejemplar aislado o en grupos, o como planta de rocalla.

Culinario

Son varias las partes que se usan para consumo:

  • Hojas: las jóvenes, una vez cocinadas, se consumen como verdura.
  • Flores: se utilizan en ensaladas o como condimento para el pan.
  • Dátiles: los maduros, se utilizan secos o en conserva, como tentempié.
  • Semillas: después de molerlas con harina, se hace pan con ellas.

Otros

Las hojas de la Phoenix dactylifera se utilizan en España durante el Domingo de Ramos, empezando así la Semana Santa. Por otro lado, en África las utilizan para fabricar cabañas, abanicos, esteras o canastas. Con las fibras se pueden hacer sombreros, cuerdas e incluso telas.

¿Qué te ha parecido la datilera?

 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.